La musiquilla del tugurio

Para estas cosas está Internet, hombre. Cuando vi la película El silencio de los corderos, me llamó la atención la escena en la que aparece la horrenda casa de Buffalo Bill, el aficionado a la costura (fabuloso Ted Levine); entre mariposas tropicales volando,  maniquíes y otros artefactos, suena una melodía pop, de tintes siniestros, cantada por una negra de voz grave y hermosa. Cuando revisé en una tienda de discos la lista de temas de la banda sonora, ni rastro de aquel soniquete.  Como suele pasar, el CD solamente contenía la (magnífica) partitura de Howard Shore, autor  de la música de La mosca. Años después, me enteré por Internet del nombre de la cantante, Q. Lazzarus, y del tema, Goodbye horses. Cosas del business.

Acerca de bishop2

Weyland-Yutani Corporation: "Building better worlds"
Esta entrada fue publicada en 02 Cine, 08 Música y sonidos, Bandas sonoras, General. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La musiquilla del tugurio

  1. R. Daneel O. dijo:

    Peliculazo. El personaje de Lecter es tan potente que las demás cintas, malillas para mi gusto, son una excusa para volver a verlo. Quid pro quo, Clarice.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s